Home / Todos / Funciones Variables / Atención / Recordar el pasado e Imaginar el futuro
NIHMS522905.html

Recordar el pasado e Imaginar el futuro

NIHMS522905.htmlEstudios por resonancia magnética funcional, dedicados a la observación de la actividad neuronal relacionada con la capacidad para recordar el pasado e imaginar el futuro, encontraron que estas dos formas de actividad mental utilizan las mismas redes neuronales.

Addis et al. (2007) menciona que esta sorprendente superposición neuronal confirma la participación de la memoria episódica en la construcción imaginaria del futuro. Aunque estudios más recientes han encontrado también una importante participación de la memoria semánticadebido al procesamiento conceptual de la situación.

Por otra parte, el solapamiento de las redes neuronales en ambos tipos de actividad mental, son compatibles con la idea de que imaginar el pasado, o proyectarse hacia el futuro, son dos formas de “viaje en la línea de tiempo mental”. (Esta habilidad para “viajar” en una línea temporal imaginaria se denomina: cronestesia)

Sin embargo, ¿cómo hace el cerebro para distinguir que el contenido activo en sus redes se refiere a un hecho pasado o a un evento imaginado en el futuro?

Hassabis y Maguire (2009 ) intentan responder cómo se producen estas atribuciones, y exponen que imaginar el futuro o recordar el pasado se trata de un proceso muy semejante, que se diferencia sólo por la atribución del acontecimiento en una línea temporal mental, y también en un escenario de navegación mental espacial y topográfica, que encadena los acontecimientos episódicamente, aunque también conceptualmente.

Buckner y Carroll (2007) encontraron también que la Red Default (red activa en el procesamiento de la autobiografía) se encuentra activa en ambas tareas: al recordar el pasado, igualmente que al imaginar el futuro. Pero también en situaciones de simulación mental o cuando se realizan atribuciones sobre los demás, al intentar comprender la perspectiva de los demás.

Este aspecto mencionado por Buckner y Carroll es importante porque en los intentos de comprender la perspectiva de los demás no se necesita la ubicación en la línea temporal  (en el viaje temporal mental), como se mencionó anteriormente. Es decir, que muchos estudios encuentran activaciones no temporales en la actividad de la Red Default.

Abre otras preguntas el hecho de que tanto los acontecimientos recordados o imaginados, incluso sin precisar coordenadas temporales o espaciales, tenga similares niveles de experiencia vívida.

Aunque se han encontrado diferencias en niveles de observación más precisos:

Por ejemplo, se encontraron reportes subjetivos de las personas que indican mayor intensidad en la creación imaginaria de situaciones relacionadas con el ambiente familiar que en entornos desconocidos, (Arnold et al, 2011;. Szpunar y McDermott, 2008).

Sin embargo no se encontraron diferencias subjetivas (medido por encuestas), ni objetivas (según la actividad detectada en las técnicas de resonancia magnética) en la producción imaginaria de acontecimientos futuros, pasados o atemporales.

Otras diferencias fueron encontradas por Hassabis et al. (2007), quien observó mayor o menor nivel de activación de la Red Default en la capacidad para imaginar eventos futuros, o en escenarios atemporales, entre sujetos jóvenes (mayor activación) y adultos mayores (menor activación, con un importante impedimento para la creación de escenarios futuros).

Andrews-Hanna et al. (2010), encontró diferentes regiones de activación dentro de la Red Default, asociado a imaginar escenarios futuros que implican a uno mismo, frente a reflexionar sobre uno mismo en el presente.

Aunque otros estudios sugieren que estas diferencias pueden estar relacionadas a la mayor utilización de imágenes para la creación de escenarios futuros.

Según lo mencionado, estos hallazgos revelan la importante relación de la memoria, la imaginación y la creación de escenarios futuros, y no sólo con la participación de la memoria episódica, sino también de la memoria semántica.

Se puede concluir que la memoria constituye una base fundamental para predecir el futuro a través de escenarios imaginarios, y esta capacidad está al servicio de sostener la adaptación.

Schacter, (2013), observa que imaginar el futuro es un proceso de simulación que permite mejorar las respuestas adaptativas, y esto puede considerarse un aporte de la Red Default a la planificación y resolución de problemas.

Otros estudios muy interesantes han encontrado que, en la creación de escenarios futuros, hay una menor actividad de sistemas emocionales, principalmente para emociones negativas, como la activación de las amígdalas, constituyendo un sesgo positivo. Es decir, que durante el proceso creativo de escenarios futuros existe un sesgo hacia el hecho de crear situaciones positivas, en comparación a la creación de situaciones aversivas, al menos en sujetos normales.

En tanto que Szpunar et al. (2012); y Gallo et al, (2011) encontraron que el recuerdo de detalles es mejor en la creación de eventos positivos en comparación con la creación de eventos negativos.

En la misma línea de investigación se menciona que la repetición imaginaria de los escenarios creados incrementa la chance de sesgar las conductas hacia la vivencia real potencial de esos acontecimientos. Pero sólo ante la creación futura de eventos positivos o negativos, no ocurriendo lo mismo con la creación de eventos futuros neutros.

 

Estudios por resonancia magnética funcional, dedicados a la observación de la actividad neuronal relacionada con la capacidad para recordar el pasado e imaginar el futuro, encontraron que estas dos formas de actividad mental utilizan las mismas redes neuronales. Addis et al. (2007) menciona que esta sorprendente superposición neuronal confirma la participación…
User Rating: 5 ( 1 votes)

Bibliografía:

Imágen utilizada: Shacter et al. The Future of Memory: Remembering, Imagining, and the Brain. 2013. Link: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3815616/

Addis DR, Wong AT, Schacter DL. Remembering the past and imagining the future: Common and distinct neural substrates during event construction and elaboration. Neuropsychologia.2007. Link: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1894691/

Addis DR, Schacter DL. Constructive episodic simulation: Temporal distance and detail of past and future events modulate hippocampal engagement. Hippocampus. 2008. Link: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18157862

Addis DR, Musicaro R, Pan L, Schacter DL. Episodic simulation of past and future events in older adults: Evidence from an experimental recombination task. Psychol Aging. 2010. Link: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2896213/

Andrews-Hanna JR, Reidler JS, Sepulcre J, Poulin R, Buckner RL. Functional-anatomic fractionation of the brain’s default network. Neuron. 2010. Link: Andrews-Hanna JR, Reidler JS, Sepulcre J, Poulin R, Buckner RL. Functional-anatomic fractionation of the brain’s default network. Neuron. 2010

Arnold KM, McDermott KB, Szpunar KK. Imagining the near and far future: The role of location familiarity. Mem Cognit. 2011. Link: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21312016

Buckner RL, Carroll DC. Self-projection and the brain. Trends in Cogn Sci. 2007. Link: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17188554

Hassabis D, Kumaran D, Maguire EA. Using imagination to understand the neural basis of episodic memory. J Neurosci. 2007. Link: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2571957/

Hassabis D, Maguire EA. The construction system of the brain. Philos Trans R Soc B Biol Sci.2009. Link: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2666702/

Schacter DL, Gaesser B, Addis DR. Remembering the past and imagining the future in the elderly.Gerontology in press. 2013. Link: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3645892/

Szpunar KK, McDermott KB. Episodic future thought and its relation to remembering: Evidence from ratings of subjective experience. Conscious Cogn. 2008. Link: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17540581

Szpunar KK, Addis DR, Schacter DL. Memory for emotional simulations: Remembering a rosy future. Psychol Sci. 2012. Link: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3847671/

 

 

 

Sobre Jorge Quiroga

Licenciado en Psicología, Universidad del Aconcagua, Mendoza, Argentina Estudios: Maestría en Neuropsicología, Instituto Escuela, Hospital Italiano de Buenos Aires, Argentina

Check Also

Reserva cognitiva

Reserva Cognitiva: Se puede crear

Definición de Reserva Cognitiva Reserva Cognitiva es un concepto relacionado a la neuroplasticidad, y define a la ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *