La vía visual del dónde y del qué,

La vía visual dorsal y ventral

La vía visual: reconocimiento de dónde y qué objeto se percibe

La vía visual del Dónde y la vía visual del Qué se trata de dos procesamientos simultáneos que ocurren siguiendo recorridos diferentes en las redes cerebrales para el tratamiento de la información visual, posteriormente al arribo de los estímulos a las cortezas visuales en los lóbulos occipitales.

Las señales eléctricas procedentes de los ojos confluyen en las cortezas visuales primarias, donde el cerebro comienza el procesamiento denominado visión.

Desde las áreas visuales primarias, en los lóbulos occipitales, la información seguirá dos recorridos paralelos, pero distintos, por medio de los cuales podremos identificar dónde se encuentra un objeto y de qué objeto se trata.

Vía visual del dónde:

La Vía visual del “Dónde” desde las áreas visuales (en los lóbulos occipitales) se dirige hacia los lóbulos parietales dorsales. Se denomina VÍA DORSAL. (Carter, 2011). Responsable de detectar el posicionamiento de los objetos en el espacio.

Algunos de los procesamientos llevados a cabo en estas áreas está el cálculo de la posición del objeto con respecto al observador. Dónde se encuentra el objeto, a qué velocidad se mueve, a qué distancia se encuentra del observador.

Su actividad no requiere actividad consciente, posibilitando una gran cantidad de acciones automáticas, o reflejas, como por ejemplo esquivar un objeto que se nos acerca a demasiada velocidad.

Vía visual del qué:

La Vía visual del “Qué” también comienza su recorrido en las áreas visuales, pero se dirige hacia los lóbulos temporales. Se denomina VÍA VENTRAL. (Carter, 2011). Puede comparar los objetos conceptualmente, es decir para determinar de qué objeto se trata.

El procesamiento del estímulo que se sigue por la Vía Ventral es más mucho más complejo y lento que el de la Vía Dorsal. Porque para reconocer un objeto, el cerebro necesitará varios procesos que determinan la forma, el color y la profundidad.

Luego esta representación del objeto es comparada con los propios recuerdos, en el borde inferior del lóbulo temporal, donde lo reconoce.

Cuando el objeto es reconocido, el contenido es enviado a los lóbulos frontales, donde se evalúa su significado e importancia, y la percepción se torna consciente.

 

Resumidamente se puede mencionar que la Vía Dorsal se encarga de informar dónde se localiza el objeto y si se está moviendo, originando respuestas de posicionamiento involuntarias o reflejas.

La Vía Ventral se encarga de informar qué forma y qué color tiene el objeto. y gracias a ese reconocimiento se convierte en una percepción consciente (Possin, 2010).

 

Bibliografía:

Katherine L. Possina*, Visual Spatial Cognition in Neurodegenerative Disease. Neurocase. 2010 Dec; 16(6): 466–487.

Carter, R., El Cerebro. Ed. Cosar. Londres, 2011. Pág. 82-83

 

Sobre Jorge Quiroga

Licenciado en Psicología, Universidad del Aconcagua, Mendoza, Argentina Estudios: Maestría en Neuropsicología, Instituto Escuela, Hospital Italiano de Buenos Aires, Argentina

Check Also

NIHMS522905.html

Red Atencional Dorsal, Red Default, y Red de Control Fronto-Parietal

El hallazgo de la Red Atencional Dorsal,  la Red Default, y la Red de Control ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *