Home / Todos / Funciones Cognitivas / Memoria / Memoria, problemas cotidianos
memoria, problemas

Memoria, problemas cotidianos

Memoria

Los problemas de memoria constituyen una de las principales causas de consulta en los servicios de neuropsicología de la población adulta, y en el caso de los niños, muy relacionado a las consultas por problemas de aprendizaje.

Los problemas en aprendizaje y memoria ocasionan complicaciones en diferentes contextos: incumplimiento involuntario de obligaciones, acumulación de tareas atrasadas, frustración, agotamiento mental, problemas interpersonales, y todo tipo de fallas en las tareas de aprendizaje.

Alteraciones del estado del ánimo

A causa de los reiterados problemas de memoria, algunas personas pueden sufrir alteraciones significativas en el estado del ánimo, tales como ansiedad, depresión, disminución de autoestima, disminución de la sensación de seguridad e independencia personal, como consecuencia de padecer de problemas de memoria en lo cotidiano.

Las alteraciones del estado del ánimo generalmente sostienen o incrementan las fallas en atención y memoria y deben ser tratadas específicamente.

Suponer alteraciones en el funcionamiento cerebral

Sin embargo, antes de suponer que uno está sufriendo problemas de memoria relacionados a algún mal funcionamiento cerebral, siempre es recomendable la visita a un profesional capacitado para estudiar en profundidad el problema, pero también revisar algunas variables que hacen al contexto vital y situacional de cada persona, como veremos a continuación.

Los olvidos cotidianos, olvido de palabras, nombres de personas, dónde dejamos los objetos, realizar algún trámite, entre otros ejemplos habituales, no significan necesariamente que uno esté desarrollando una patología cerebral que esté perjudicando la memoria.

Una gran cantidad de factores contextuales y situacionales pueden alterar el rendimiento normal de las habilidades cognitivas y ocasionar problemas de memoria.

Atención

En principio, la memoria (incorporar información y luego recordarla), depende de la atención.

La atención es la capacidad que tiene el cerebro para identificar lo relevante, desatender lo irrelevante y concentrarse, lo cual es fundamental para que podamos memorizar determinados estímulos y luego recordarlos.

Variables que afectan la atención y la memoria

Pero la atención normalmente puede sufrir fluctuaciones (momentos de rendimiento normal y momentos de rendimiento por debajo de lo normal), pero principalmente como consecuencia de las siguientes variables, entre otras:

Descanso y dormir insuficiente

-Alimentación e hidratación insuficiente o inadecuada

-Exceso de trabajo o agotamiento mental

-Estrés

-Preocupaciones sostenidas y sin resolución próxima

-Desorganización en el desarrollo de las actividades académicas o laborales

-Conflictos interpersonales

-Presión de tiempo

-Incertidumbre, relacionada a acontecimientos de importancia en la vida familiar o laboral

Cualquiera de estas situaciones, o combinaciones de ellas, entre otras posibles, pueden disminuir el “endurance” cognitivo.

Rendimiento y cansancio

El endurance cognitivo es el rendimiento que puede tener una persona para desarrollar las actividades en una jornada diaria.

Podemos compararlo al endurance físico, por ejemplo el rendimiento físico que tiene una persona para correr, levantar objetos pesados, etc.

Del mismo modo que el cansancio físico obliga a una persona a disminuir la velocidad con la que corre, o levantar objetos menos pesados, o directamente omitir determinadas acciones físicas, el esfuerzo cognitivo sostenido (prestar atención, memorizar, razonar) sufre de un efecto de cansancio, y cuando esto sucede, simplemente atendemos menos cosas, podemos tener un incremento de olvidos, etc.

Antes de suponer problemas de memoria relacionados al correcto funcionamiento de su cerebro, revise todas estas variables mencionadas, trate de corregirlas en lo posible.

Ejercicios cognitivos

También es posible comenzar con un Programa de Ejercicios Cognitivos, para entrenar la atención, la memoria, el razonamiento, o culaquier otra habilidad cognitiva.

Pero tenga en cuenta que  siempre se trabaja dentro de una estrategia terapéutica que revisa las condiciones contextuales y situacionales mencionadas:

Ningún ejercicio cognitivo puede reemplazar un correcto descanso, una correcta alimentación y la superación de conflictos que puedan estar disponiendo de sus recursos mentales todos los días y que le ocasiona problemas de memoria.

 

Bibliografía:

Compartido desde mi experiencia clínica

Lic. Jorge Quiroga

Sobre Jorge Quiroga

Licenciado en Psicología, Universidad del Aconcagua, Mendoza, Argentina Estudios: Maestría en Neuropsicología, Instituto Escuela, Hospital Italiano de Buenos Aires, Argentina

Check Also

memoria espacial

Memoria espacial, evaluación

Memoria Espacial Recordar un camino dentro de un entorno implica, como en otras tareas de ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *