Home / Todos / Funciones Cognitivas / Memoria / Priming, influencia en el comportamiento
Priming, memoria implícita

Priming, influencia en el comportamiento

Significado del término “priming”

Priming significa “cebado”, “sobrealimentado”, o podríamos denominarlo favorecido, resaltado, o PRIMADO.

El término es utilizado por muchas disciplinas, por ejemplo en agricultura,  se refiere a la preparación del terreno para recibir el cultivo. Y en psicología, priming es un término que alude a la facultad de generar memorias de modo involuntario e inconsciente, y que afecta de manera importante la oportunidad de percibir un estímulo que se encuentra relacionado a contenidos percibidos anteriormente.

Es un tipo de memoria implícita, que actúa de manera automática y sin necesidad de ningún esfuerzo voluntario, favoreciendo determiandas percepciones, conductas o desciciones, porque aumenta temporalmente la accesibilidad a diferentes unidades de conocimiento útiles para la percepción y el pensamiento.

Ejemplos de priming:

  • Al ver una publicidad, por ejemplo de un nuevo vehículo, sin la necesidad de algún esfuerzo voluntario, es mucho más probable que percibamos ese modelo en la calle que a cualquier otro.
  • Cuando alguien nos refiere alguna noticia, por ejemplo: “últimamente la gente está más amable”, sin ningún esfuerzo voluntario, podemos tener la tendencia bajo el efecto priming de percibir eso mismo en nuestras interacciones sociales. Este es un ejemplo de priming conceptual.
  • Si estamos buscando palabras en una sopa de letras, supongamos que una de las palabras fuera “inconsciente”, y previamente, en otra parte del diario leímos “conductor inconsciente cruza dos semáforos en rojo…”, la palabra “inconsciente” está facilitada por el efecto de priming y por lo tanto puede ser mucho más rápidamente encontrada en la sopa de letras. Al estar facilitada, a partir de cualquier componente de la palabra, la descubriremos (ejemplo de algunos componentes de este estímulo: inc…,…ente,…cons…,…csi…)
  • “Las personas que trabajan ad-honorem en algún momento de su vida valoran mejor la retribución económica de los trabajos remunerados”. Un mensaje como este, puede producir una tendencia de nuestra línea de pensamiento en la misma dirección. Si por ejemplo, nuestra tarea fuera: elegir a uno de varios postulantes para un puesto de trabajo, podríamos tomar una decisión sobre un candidato siguiendo aquella misma idea (leída o escuchada), bajo el efecto priming, que involuntariamente e inconscientemente, influye en nuestra toma de decisiones. Elegimos al candidato que tiene como antecedente trabajo ad-honorem, frente a otros candidatos que tienen las mismas habilidades pero que no han realizado trabajo ad-honorem. Sin embargo, no sólo que podemos estar realizando la elección bajo el efecto priming, sino que además tampoco tenemos ninguna seguridad sobre el nivel de validez o certeza de la frase.

En el siguiente ejemplo podemos reproducir el efecto de la memoria implícita en la percepción.

Busque las palabras EFECTO y PRIMING en la siguiente sopa de letras: 

Sopa 1

Busque otras 2 palabras en la siguiente sopa de letras, pero esta vez no contará con una activación previa de los estímulos:

Sopa 2

Seguramente que en el segundo ensayo de búsqueda en la sopa de letras le resultó más dificil, o necesitó más tiempo para encontrar las palabras, a pesar de que tienen el mismo número de letras y están ubicadas en el mismo lugar y siguiendo la misma dirección en ambos cuadros.

A propósito, las palabras de la segunda sopa de letras son: alumno y estudio.

Importancia del priming en la percepción y la conducta:

El siguiente estudio reveló que el priming puede propiciar comportamientos, no acabando su efecto en la actividad perceptual, y que en determinados grupos de personas puede acortar la brecha entre un deseo latente y la desición de comenzar a actuar para conseguirlo. Consituye uno de los muchos estudios que se están realizando para confirmar la magnitud del efecto priming en el consumo.

Con una N de 88 personas sometidas a estudios para precisar la actitud hacia el hecho de consumir cerveza, encontraron que el grupo de personas que tienen el hábito de beber cerveza fue mucho menos resistente a beber luego de ser expuestos a imágenes de cerveza.

Los investigadores fueron capaces de predecir el comportamiento manejando variables de priming en las actividades que debían realizar.

Los participantes también completaron un autoreporte, en el cual explicitaron su conducta habitual relacionada al hecho de beber cerveza, pero más allá del autoreporte, la predición de sus conductas por parte de los investigadores, variando las condiciones de priming, fueron muy considerables.

Link del estudio:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4002451/

 

Sobre Jorge Quiroga

Licenciado en Psicología, Universidad del Aconcagua, Mendoza, Argentina Estudios: Maestría en Neuropsicología, Instituto Escuela, Hospital Italiano de Buenos Aires, Argentina

Check Also

memoria espacial

Memoria espacial, evaluación

Memoria Espacial Recordar un camino dentro de un entorno implica, como en otras tareas de ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *