Home / Todos / Conceptos centrales / Reserva Cognitiva: Se puede crear
Reserva cognitiva

Reserva Cognitiva: Se puede crear

Definición de Reserva Cognitiva

Reserva Cognitiva es un concepto relacionado a la neuroplasticidad, y define a la capacidad cerebral estructural y funcional para sostener un determinado rendimiento cognitivo necesario para desarrollar las actividades de la vida cotidiana (Reserva cognitiva positiva).

También se utiliza para comprender la observación de poda neuronal o cambios neuronales estructurales dados por diferentes patologías (Reserva cognitiva negativa)

La mayoría de las patologías que afectan al sistema nervioso central, disminuyen el rendimiento cognitivo, provocando déficits en diferentes dominios  y en diferentes magnitudes.

Sin embargo, se ha observado que pese a la lesión objetiva de la estructura cerebral, en cierta medida es posible sostener el rendimiento dentro de parámetros relativamente normales de actividades.

En otras palabras, pese al hecho de sufrir una lesión cerebral (por una patología progresiva o adquirida) la persona continúa con su actividad laboral, profesional, familiar y cotidiana, sin perder el rendimiento o la efectividad.

Para lograr eso, por un mecanismo de neuroplasticidad, el cerebro utiliza aquellas poblaciones neuronales mejor conservadas y que son reclutadas para ejecutar las actividades necesarias para la persona.

Reserva cognitiva y parámetros de normalidad

Podemos entender el concepto de parámetros de normalidad, como la capacidad para realizar alguna actividad o función específica, como lo haría cualquier persona sin lesión cerebral, o como lo hace la misma persona con lesión cerebral, pero sosteniendo un rendimiento similar al anterior a la lesión.

Muchos casos revelan que en determinadas circunstancias, una persona que ha sufrido una lesión cerebral objetiva, luego del período agudo, puede mantener el mismo nivel de capacidad de concentración, memoria, razonamiento, juicio crítico, visuoconstrucción, lenguaje, o cualquier otra habilidad cognitiva.

La posibilidad de sostener el rendimiento cognitivo pese al hecho objetivo de padecer una lesión cerebral, se debe las reservas cognitivas.

La reserva cognitiva no se observa activa sólo en los casos posteriores a una lesión de las estructuras cerebrales, sino que también es responsable del sostén del rendimiento cognitivo en la edad adulta y la vejez.

De hecho, el concepto de reserva cognitiva explica la variabilidad en la tasa de disfunción cognitiva en sujetos diferentes que presentan las misma patologías, como por ejemplo la enfermedad de Alzheimer.

La reserva cognitiva puede funcionar como un amortiguador de los efectos de la lesión o enfermedad cerebral.

Reserva cerebral

Desde el punto de vista neurocerebral, se estima que el volumen del cerebro mismo, la cantidad de neuronas mielinizadas, la cantidad y tamaño de las neuronas piramidales, la cantidad de sinapsis, serían un factor protector importante, que constituye una magnitud de reserva cerebral, posible de ser capitalizada en reserva cognitiva.

Explicación didáctica de la reserva cognitiva:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4013283/

En este estudio de Vance y McDougall (2014), explican que la conexión entre las neuronas puede ser entendida como calles o avenidas.

Didácticamente representan una neurona como  una calle, una por cuadra, que intercepta otras neuronas en las esquinas.

De modo que las hendiduras sinápticas se encuentran en las esquinas, en las intersecciones. Aquí se producen impulsos eléctricos, que pueden atravesar la calle hasta la próxima neurona.

La cognición surge debido a ese tránsito de impulsos eléctricos.

Como puede deducirse, cualquier obstáculo en las intersecciones de las avenidas provocar un entorpecimiento del tránsito, en nuestro caso, del impulso eléctrico.

Algunos elementos que pueden provocar el entorpecimiento son las placas amiloides.

Las placas amiloides (o placas seniles), son depósitos extracelulares de beta-amiloide, en la sustancia gris cerebral. Se trata de residuos, que tienden a concentrase y ocasionar distorsiones en la señal eléctrica.

Para llevar a cabo sus funciones, las neuronas sostienen una actividad metabólica organizada y compleja.

Uno de los procesos metabólicos más relevante para la conservación de la conducción eléctrica a través de la sinapsis es la fosforilación, un mecanismo básico de transporte de energía desde los lugares donde se produce hasta los lugares donde se utiliza.

Sin embargo, se ha observado que alteraciones en este proceso metabólico puede provocar cambios en la estructura y en la conformación de del citoesqueleto y consecuentemente en la estructura axonal, es decir, en la principal avenida por el cual se transmite la señal eléctrica desde una neurona a otras.

Además de las alteraciones en la transmisión del impulso eléctrico ocasionado por los residuos del metabolismo anormal, el estrés oxidativo elevado ocasiona necrosis y alteraciones muy importantes en la estructura cerebral.

Plasticidad Neuronal Positiva y Negativa: ¡Se puede crear!

La reserva cognitiva puede ser aumentada, principalmente a través del enriquecimiento del ambiente.

El cambio del contexto, la ubicación de los objetos, la manipulación de objetos, la interacción con personas, y en general la exposición a situaciones novedosas, es una manera muy oportuna de favorecer el desarrollo de nuevas conexiones neuronales.

Cada situación o vivencia nueva, para ser experimentada, el cerebro debe utilizar las redes neuronales que posee, pero justamente es l hecho de la novedad lo que implica la necesidad de generar redes neuronales (o conexiones neuronales) actualizadas. Siendo un proceso de incremento de las reservas cognitivas.

Al proceso por el cual es posible crear nuevas vías neuronales se le denomina Plasticidad Neuronal Positiva.

Y se le denomina Plasticidad Neuronal Negativa a un proceso metabólico complejo por medio del cual se “podan” las vías neuronales, se atrofian o destruyen. Esto sucede, en el organismo normal y sano, por la falta de “uso” de determinadas redes neuronales, por un criterio de la economía neuronal, si no se utiliza se pierde.

En casos patológicos, la plasticidad neuronal negativa, puede encontrarse altamente potenciada, generando un porcentaje de daño (o poda neuronal) muy elevado.

En estudios controlados, animales con ambiente enriquecido (con juguetes, cambios de temperatura, variaciones contextuales, etc.) consiguen mayor cantidad de conexiones sinápticas, conexiones dendríticas más densas, cerebros mucho más desarrollados y grandes, todo lo que favorece la neuroplasticidad positiva.

Estudios controlados en humanos indican que las personas que sostienen actividades variadas, como trabajo, ocio, recreación, deporte, u otras rutinas, que conforman un enriquecimiento de la estimulación recibida de manera cotidiana, cambia la morfología del cerebro (por ejemplo el tamaño de los hipocampos) y puede retrasar la aparición de la demencia y el envejecimiento cognitivo.

La mayoría de los estudios revelan que la interacción social es muy importante para la salud y el crecimiento neuronal.

 

 

Bibliografía:

  • Vance DE, McDougall GJ, Wilson N, Debiasi MO, Cody SL. Cognitive Consequences of Aging with HIV: Implications for Neuroplasticity and Rehabilitation. Topics in geriatric rehabilitation. 2014;30(1):35-45. doi:10.1097/TGR.0000000000000002.%20for%20Neuroplasticity%20and%20Rehabilitation.html

 

Videos recomendados:

Estrés oxidativo:

Antioxidantes que retrasan el deterioro:

 

Sobre Jorge Quiroga

Licenciado en Psicología, Universidad del Aconcagua, Mendoza, Argentina Estudios: Maestría en Neuropsicología, Instituto Escuela, Hospital Italiano de Buenos Aires, Argentina

Check Also

Foto: By JENNIFER SCHUESSLERMARCH 21, 2012, Link: The New York Times

La extraordinaria lengua Pirahã

Los Pirahã El extraordinario idioma Pirahã pertenece a una población compuesta por unos 200 individuos, que ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *