Home / Todos / Conceptos centrales / Envejecimiento Normal y Alzheimer
Envejecimiento normal y patológico

Envejecimiento Normal y Alzheimer

Una de los problemas cognitivos que ocasiona mas consultas en el envejecimiento es la pérdida de la memoria, y es también el síntoma inicial de la enfermedad de Alzheimer.

Según datos extraídos del libro Demencia (ver bibliografía), el 70% de las personas, de más de 70 años, refieren dificultades en la memoria, aunque el 60% de ellos puede obtener puntuaciones normales en las pruebas neuropsicológicas.

La percepción de “falta de memoria” se denomina queja subjetiva. La pérdida de memoria objetiva debe ser constatada mediante pruebas neuropsicológicas específicas.

Esta queja subjetiva es muy común entre las personas, pero principalmente en el envejecimiento.

De todas maneras, muchas personas que podrían desarrollar una patología de la memoria objetiva (incluso dentro de muchos años), refieren esa queja subjetiva de fallas en la memoria cotidiana o para el estudio y aprendizaje, aunque las pruebas no lo puedan detectar en el tiempo presente.

Por ello, es muy importante tener en cuenta que un déficit cognitivo futuro podría no ser detectado a través de las pruebas administradas, pero que la persona ya está percibiendo.

Personalmente recomiendo comenzar con ejercitación cognitiva, podría ser a través de cuadernillos de ejercitación cognitiva, o a través de algún software. Tal vez en su domicilio, para no generar un gasto económico, que podría no estar completamente justificado con los resultados de las pruebas en promedio normal.

Subsistemas de Memoria

El objetivo de la memoria es sostener la información a través del tiempo.

Podemos distinguir un tipo de memoria a corto plazo, y otro a largo plazo.

Este modelo, no está completamente aceptado, pero es muy útil para la comprensión, evaluación y descripción de los subsistemas de la memoria.

Memoria de corto plazo

Incluye un tipo de memoria pasiva: sostener por un breve tiempo información que fue percibida.

E incluye un tipo de memora activa, denominada Memoria de Trabajo, mucho más compleja, que utiliza la información de la memoria pasiva, y de los sistemas de memoria a largo plazo, organizando operaciones y “trabajando u operando” con esa información. Está compuesta pòr un sistema de control atencional denominado Sistema Ejecutivo Central, que supervisa los sistemas esclavos: El Bucle Articulatorio o Fonológico (memoria de trabajo verbal), la Agenda Visuoespacial (memoria de trabajo visual) y el Buffer Episódico (memoria episódica).

Memoria de largo plazo

La memoria de largo plazo es aquella por la cual conseguimos aprendizajes que perdurarán a través de los años.

Compuesta por un subtipo de memoria explícita y otra explícita.

Memoria Explícita (puede ser expresada en palabas o símbolos): Memoria Semántica (Conceptos, lenguaje) y Memoria Episódica (Recuerdos asociados a variables espacio-temporales específicas)

Memoria Implícita (es expresada a través de acciones o respuestas no verbales): Priming (efecto provocado por la percepción previa de un estímulo, involuntariamente se produce una facilitación a recordar esos estímulos específicos); Memoria Procdimental (Habilidades motrices aprendidas por ensayos repetidos) y Condicionamiento (memoria asociativa, de estímulos con respuestas emocionales específicas).

Cuadro comparativo de cambios en los subsistemas de memoria en el envejecimiento normal y el Alzheimer

 WP_20151113_002 (2)

(Del libro: DEMENCIA, Enfoque Multidisciplinario. Autores: Mangone C, Allegri R, Arizaga R, Ollari J; ed. Polemos, 2005; pág 78)

Es decir, que en el envejecimiento normal podemos esperar una disminución en la capacidad para recordar o generar nuevos aprendizajes, con una posible latencia en el recuerdo libre, y con posibles olvidos cotidianos (por la Memoria Episódica, que pierde potencia con el envejecimiento normal).

En el envejecimiento normal, una persona puede no recordar algún dato o información, pero con una pequeña ayuda externa podría rápidamente reconocer la información que había olvidado.

En el envejecimiento patológico, como en el caso de la enfermedad del Alzheimer, encontraremos fallas en la Memoria Episódica (ocasionando olvidos cotidianos, y sin que la persona pueda recordar la información por más que reciba ayuda externa), fallas en la Memoria Semántica (olvidará conceptos, definición de algunas palabras), y fallas en la Memoria de Trabajo, lo que le impedirá a la persona operar con la información de la memoria reciente. Estará en medio de una actividad y puede olvidar que estaba realizando, o información pertinente para resolver la tarea.

En el envejecimiento patológico, como en la enfermedad de Alzheimer, la pérdida de la memoria ocasionará una importante incapacidad para sostener la independencia funcional, y de modo gradual provocará dificultades para sostener la orientación y la operatividad en acciones de relativa complejidad.

Pensar en ejercitación cognitiva, para personas con queja subjetiva de fallas de la memoria, puede ser útil y constituir un factor protector.

En el envejecimiento patológico, la ejercitación cognitiva es un aporte muy necesario, obligatorio, para sostener el rendimiento y colaborar en las estrategias que amnortiguan el impacto de la patología.

Bibliografía:

Mangone C, Allegri R, Arizaga R, Ollari J, DEMENCIA Enfoque Multidisciplinario; Ed. Polemos, 2005.

Definición y características del envejecimiento: https://es.wikipedia.org/wiki/Envejecimiento_humano

 

Sobre Jorge Quiroga

Licenciado en Psicología, Universidad del Aconcagua, Mendoza, Argentina Estudios: Maestría en Neuropsicología, Instituto Escuela, Hospital Italiano de Buenos Aires, Argentina

Check Also

memoria episódica

Memoria Episódica

Definición y características principales de la Memoria Episódica: La Memoria Episódica es un sistema de ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *