Home / Todos / Funciones Variables / Atención / Hiponatremia e Hipernatremia
hiponatremia

Hiponatremia e Hipernatremia

Básicamente, hiponatremia e hipernatremia son consecuencias de la ingesta irregular, insuficiente o excesiva de agua respectivamente.

Introducción:

Debido a que el organismo necesita una cantidad de agua muy equilibrada y contante para sostener su funcionalidad y su estructura, el cuidado de la variable hidratación es muy importante. Muchas personas no toman suficiente consciencia sobre la cantidad de líquidos ingeridos a lo largo del día, lo que puede provocar síntomas tales como agotamiento, mal humor, distractibilidad, irritabilidad, entre otras manifestaciones, que en general la persona no consigue asociar a la falta de líquido.

Por otra parte, existen muchos grupos, por ejemplo: de tipo sectarios, que sostienen que una ingesta de agua debe ser constante, para “limpiar al organsimo”, “desintoxicarse”, etc. provocando importantes alteraciones en el equilibrio orgánico. Estas personas suponen que el estado de “relacjación” o los vómitos, que suelen padecer las personas que siguen estos consejos se relaciona con una “mayor limpieza del organismo”, pero en realidad se trata de síntomas muy graves de una patología que se está adquiriendo. Algunas secuelas son irreversibles.

Relación agua/sodio:

La relación correcta de agua y sodio es el objetivo de la hidratación en condiciones normales. Se trata de un balance entre la presencia de agua y de sodio en la sangre. Esta presencia de sodio en la sangre denomina natremia.

El sodio es fundamental para la constitución del cuerpo, generando el equilibrio básico necesario para el sostén del agua dentro y fuera de la célula.

El equilibrio se consigue cuando la cantidad de sodio en la sangre es de 135-140 mmol/L. Esta es la concentración plasmática normal. (mmol/L es una medida de peso molecular, por litro de sangre).

Cuando se altera la relación sodio/agua en la sangre se producen dos situaciones críticas para el funcionamiento normal del organismo:

La hipernatremia: Cuando la concentración de sodio aumenta por encima de los valores normales.

La hiponatremia: Cuando la concentración de sodio disminuye por debajo de los valores normales.

El sodio descompone el agua, dividiendo el hidrógeno. Por lo tanto tiene un rol importantísimo para el metabolismo celular, por ejemplo en la transmisión de los impulsos nerviosos para las contracciones musculares, para el sostén del equilibrio ácido base y para la absorción de los nutrientes en la célula.

Se encuentra principalmente fuera de la célula, en los líquidos corporales, y es muy importante para regular la presión arterial, para la perfusión tisular. La sangre irriga cada una de las células del organismo aportándoles oxígeno y nutrientes, y eliminando los desechos, pero para hacerlo necesita una determinada presión tisular.

Cuando el nivel de sodio llega por debajo de lo normal, el agua que está por fuera de las células se traslada al interior de éstas, para del interior de las células para equilibrar los niveles, pero provocando distintos niveles de edema.

 Causas de la hipernatremia:

Básicamente: Insuficiente ingesta de líquidos

  • La insuficiente ingesta de líquidos provoca deshidratación. Debido al incremento de la presenica de sodio en la sangre por encima de 160 mmol/L, cuando comienzan los trastornos neurológicos: alteraciones en el nivel de consciencia, trastornos musculares, incluso convulsiones.

Síntomas más comunes de la hipernatremia:

  • Sed
  • Poliuria (aumento del volumen de la orina)
  • Diarrea
  • Sudoración.
  • Aumento de la tasa cardíaca

Otras causas de hipernatremia:

  • Pérdida de agua corporal
  • Aumento neto del sodio
  • Trasvase del agua extracelular al interior de la célula
  • Salida del sodio del interior de la célula por intercambio con potasio

Causas de hiponatremia:

Básicamente: Excesiva ingesta de líquidos

La excesiva ingesta de líquidos “lava” el sodio de la sangre, además del potasio y nutrientes. Cuando el nivel de sodio en sangre es menor a 125 mmol/L, debido a ese efecto de “lavado”,  es potencialmente fatal para el organismo. Provocando cansancio, alteraciones en el nivelo de consciencia, coma y muerte.

Síntomas más comunes de la hiponatremia:

  • Nauseas
  • Vómitos
  • Calambres musculares
  • Alteraciones visuales
  • Cefalea
  • Letargia
  • Convulsiones
  • Coma

Otras causas de hiponatremia:

  • Quemaduras importantes
  • Diarrea
  • Insuficiencia cardíaca
  • Insuficiencia renal
  • Enfermedades renales
  • Sudoración excesiva
  • Vómitos

 

La hipernatremia se produce por una elevada cantidad de sodio en la sangre, al contrario de lo que sucede en la hiponatremia, provocada por muy baja cantidad de sodio en la sangre.

Cuando la cantidad de sodio aumenta, ciertos receptores en el hipotálamo conectan con la glándula hipófisis, la cual secreta vasopresina, lo que provoca la sensación de sed.

Cuando la cantidad de sodio disminuye, la excreción de sodio a través de la orina disminuye también, para conservar el líquido.

Una importante disminución del agua en sangre, provocando un aumento considerable del  sodio provocará hipernatremia, con una sensación de sed extraordinaria.

Por el contrario, un aumento significativo de la cantidad de agua en sangre, por una ingesta mayor a lo recomendado, provocará una hiponatremia.

 

Alimentos que contienen sodio:

El sodio es un elemento químico muy abundante en la naturaleza, por ejemplo en la sal marina, y en muchos otros minerales. Es esencial para la vida.

Recomendaciones:

Un 60% de nuestro cuerpo está compuesto por agua, por lo tanto, la cantidad de líquido recomendado, en condiciones normales es una relación dada por el peso corporal.

Fórmula para calcular la cantidad de agua necesaria por día:

Peso corporal dividido 30

Ejemplo, una persona que pesa 60 kg./30= 2 litros de agua

Luego: Aproximadamente un litro de agua más, por cada hora de deporte intenso.

 

 

 

Sobre Jorge Quiroga

Licenciado en Psicología, Universidad del Aconcagua, Mendoza, Argentina Estudios: Maestría en Neuropsicología, Instituto Escuela, Hospital Italiano de Buenos Aires, Argentina

Check Also

ínsula, atención y conflicto cognitivo

Ínsula, participación en el Control Atencional

Este estudio, entre otros, destaca evidencias de la participación de la ínsula en el Control ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *